PerrosLadran.net

Esta página es parte de las secciones Tu Perro
y Mas Infomación de perrosladran.net

Entrenamiento de un Perro Guardián

El material de esta sección se apoya en nuestra página Examinación detallada del entrenamiento antiladridos . Si lees ese material primero, te va a ser mucho más fácil poner en práctica la información que sigue.

Cómo entrenar un excelente Perro Guardián

El trabajo de un perro guardián no es atacar o corretear gente. El propósito de un perro guardián es ladrar cuando vea a alguien haciendo algo que tu necesitas saber inmediatamente. Por ejemplo, si un extraño camina en tu propiedad, trata de subirse a tu barda, se acerca demasiado sospechoso a tu carro o intenta abrir la puerta de entrada, esas son cosas que definitivamente necesitas saber y tu perro debe avisarte. Por otra parte tu perro no debe ladrar si un joven pasa haciendo ejercicio, un gato camina por allí, el cartero pasa o alguien grita en el patio de al lado

De hecho desde el punto de vista de la seguridad es mucho mejor si tu perro ladra solamente cuando ve algo que representa peligro para ti o tu propiedad. De esta forma cada vez que ladre vas a saber que algo malo está pasando y necesita tu atención inmediata. Con un perro que ladra todo el tiempo no tienes forma de saber cual de sus ladridos te indica una crisis.

El truco para entrenar a un perro guardián de alta calidad es ir con él cuando ladre, cada vez que ladre. Desde la primera vez que ponga su pata en tu casa, necesitas correr a su lado cada vez que ladre. Y dependiendo de a qué le ladró lo vas a castigar o lo vas a premiar. Si le ladra a algo que tú quieres que le ladre, por ejemplo, un extraño metiéndose en tu propiedad, lo debes premiar acariciándolo, haciéndole "fiesta" y dándole algo de comer. Si le ladra a algo que no debe ladrarle, como por ejemplo al cartero, o alguien que pasa en frente de la casa, le dices un "No" enojado y un ligero golpe en su nariz, usa solo dos de tus dedos para esto. Si continúas el entrenamiento no le va a tomar mucho tiempo al perro aprender a qué debe ladrarle y qué debe ser ignorado, la parte difícil es disciplinarte tú mismo para responder a cada uno de sus ladridos.

Debes tomarte muy en serio el entrenamiento de tu perro guardián para que tengas un excelente ayudante, especialmente si tienes un perro de raza guardiana que está genéticamente predispuesto a aprender este comportamiento. Tu perro va a ver tus atenciones a cada uno de sus ladridos como un gran honor. Si quieres que tu perro patrulle tu propiedad con seriedad tienes que volverte muy serio con tu entrenamiento.

Puedes acelerar el proceso de entrenamiento si le pides a la gente que conozcas que se envuelvan en actividades que quieres que tu perro les ladre. Por ejemplo, si quieres que le ladre a la gente que se sienta en tu banqueta, haz que alguna persona que el perro no conozca se siente allí y cuando el perro le ladre prémialo. Como no quieres que le ladre al cartero has que algunas personas lleven cartas a tu casa, exactamente como el cartero lo haría: las mete al buzón y se va rápido. El perro va a ladrar y tú puedes aprovechar el momento para castigarlo por usar ladridos en la situación equivocada.

Al estimular positiva o negativamente las situaciones en las que quieres y no quieres que ladre puedes crear muchas oportunidades para que tu perro guardián practique, esto unido con el extra entrenamiento va hacerlo aprender mucho mas rápido.

Si respondes inmediatamente a los ladridos de tu perro y continúas haciéndolo por un periodo de tiempo, vas a llegar al punto donde en el momento que salgas a ver porqué ladra va a dejar de hacerlo para que no tengas sufrir el sonido de sus ladridos. Además, vas a tener paz mental sabiendo que si tu perro está callado tu propiedad está segura.

Algunas razas son fáciles de entrenar como perros guardianes, tan fácil como quitarle un pelo a un gato. Pero algunas razas son extremadamente difíciles. Si para ti es muy importante tener al mejor perro guardián debes empezar por conseguir un perro que esté predispuesto genéticamente a desarrollar esas aptitudes. Un excelente perro guardián puede ser entrenado al tener un perro de la raza adecuada, inclinada a aprender el trabajo. Una lista de los mejores perros guardianes puede ser leída en el enlace siguiente: Los mejores guardianes.

Escogiendo entre un perro guardián y una alarma

Si tienes un perro al que adoras es una buena idea que te ayude para servir como perro guardián. Pero si no quieres invertir dinero, tiempo y esfuerzo para entrenar a un perro no cometas el error de conseguir uno, un perro jamás debe ser usado con el solo propósito de convertirse en una alarma cuando gente indeseable aparezca.

Los perros son caros. A la larga te va a salir más barato comprar y pagar el mantenimiento de un buen sistema de seguridad. El cuidado médico de los perros es casi tan caro como el de los humanos, muchas personas que no se informan se encuentran de pronto en una situación donde deben pagar miles de dólares al veterinario por darle atención a un cachorro. Pero ese es solo el principio, calcula un gasto mucho mayor con el paso del tiempo, hasta el día en que Firulais se vaya al cielo de los perros. Hay muchas cosas que debes tomar en cuenta, entre ellas: un sistema de seguridad puede avisar a la policía, ningún perro va a lograr eso... con excepción de Lassie, claro.

Si quieres un perro guardián para asustar intrusos que se acerque a tu casa tienes una opción mucho mas barata. Cómprate uno de esos cassettes que tienen el efecto de sonido de un perro ladrando y pon una señal que diga "Cuidado con el perro" en frente de tu casa. Pon la cinta cada vez que te sientas amenazado por algún extraño. El sonido de un perro es a menudo tan efectivo como tener uno. Además a un cassette no tienes que alimentarlo o llevarlo con el veterinario, tampoco se va a sentir solo si te vas a trabajar.

Nunca consigas un perro a menos que estés realmente conciente y comprometido a aceptar a un animal en tu familia. Los perros tienen emociones, se enojan y se deprimen, también sufren mucho cuando se quedan solos. Los perros guardianes no son máquinas que ladran y funcionan con comida en vez de gasolina. Si realmente no puedes aceptar a un perro como uno de los tuyos, miembro de tu familia, siempre bienvenido en tu casa y no puedes pagar por su comida, ni tampoco puedes darle un trato sensible y amable, entonces no consigas al perro por el amor de Dios. Ya hay demasiado sufrimiento en el mundo, no le agregues más.

El simple hecho de que tengas un perro puede asustar a los ladrones. El valor de tener un perro guardián reside más en el confiable llamado de atención que tu perro te dará ante la presencia de intrusos y por supuesto su habilidad de bloquearles la entrada. Para empezar, los perros usualmente están en el patio de enfrente o el patio trasero. El ladrón puede entrar por el patio que no contenga un perro.

Si tu perro aprende a ladrarle solo a los intrusos, y de pronto empieza a ladrar, vas a saber que con seguridad hay alguien no deseado en tu propiedad y puedes ir a investigar. Incluso te puedes apoyar en tus vecinos, si les comunicas que tu perro es un perro guardián muy bien entrenado y rara vez lo oyen ladrar, en cuanto lo escuchen van a salir disparados a ver qué sucede. Sin embargo, si tu perro le ladra a todo lo que ve, un intruso va a saber que está a salvo y sin problemas puede entrar. Tu perro va a estar en tu patio ladrando como loco, tratando de avisarte que hay un intruso, y tú y los vecinos van a ignorar todo el asunto como otro "ataque de ladridos" de tu perro.

Lo que trato de decir es, tu perro va a serte inútil si no le enseñas a qué debe ladrarle y a qué no. Puede que hasta sea peor, los ladridos pueden amortiguar los sonidos del ladrón que está rompiendo el cristal de tu ventana mientras tú estás en la cocina. Mejor chécate el folleto de alguna compañía de alarmas si no te es posible comprometerte a entrenar a tu perro guardián apropiadamente, esto es, respondiendo a cada uno de sus ladridos durante toda su vida.


Esta página es parte de las secciones Tu Perro
y Mas Infomación de perrosladran.net