PerrosLadran.net

Esta página es parte de la sección Más información del sitio perrosladran.net


Otra razón por la cual no tengo una pistola en la casa
Escrito por Billy Collins, poeta laureado de los Estados Unidos

El perro del vecino no deja de ladrar.
Ladra al mismo tono y el mismo ritmo
con que lo hace cada vez que dejan la casa.
Tal vez lo conectan cuando salen.
El perro del vecino no deja de ladrar.
Cierro todas las ventanas de la casa
y pongo una sinfonía de Beethoven a todo volumen
pero aun así lo escucho, amortiguado con la música,
ladrando, ladrando, ladrando,
y ahora lo puedo ver sentado en la orquesta,
con su cabeza levantada como si Beethoven
hubiese incluido un solo para un perro que ladra.
Cuando el record finalmente acaba él sigue ladrando,
sentado allí en la sección del oboe, ladrando
con sus ojos fijos en el conductor
quien lo guía con su batuta
mientras los otros músicos escuchan con respetuoso
silencio en el famoso solo de ladridos
esa coda interminable que estableció
a Beethoven como un genio innovador.


Esta página es parte de la sección Más información del sitio perrosladran.net