PerrosLadran.net

Esta página es parte de la sección El Perro Del Vecino del sitio perrosladran.net


Ir al índice del artículo

Regresar a la sección Cinco del artículo


Sección 6 de 7:
Cómo convencer a tu vecino para que calle a su perro


La Policía

Al llamar y llamar a tu vecino para que meta a su perro a la casa tarde o temprano (usualmente temprano) va a informarte que le cansaste la paciencia y te va a amenazar de que si sigues llamando o vienes, va a llamar a la policía para que te arresten. Seguramente va a intentar hacer esto. Hazle ver al policía las verdaderas circunstancias y la situación en la que estás, es muy difícil que te pongan en custodia por algo así.

Es cierto que los oficiales de la policía no sirven para nada cuando uno se queja del perro del vecino, pero también es cierto que no le van a hacer caso a un vecino irresponsable que llama para reportar que el vecino de al lado se queja demasiado del ruido que su perro hace.

Como regla: a menos que vivas en uno de esos maravillosos y raros lugares donde hay leyes anti-ladridos lo más seguro es que la policía va a resistir meterse en un pleito por un perro. Solo van a tomar partido si tu vecino los puede convencer de que tú eres agresivo en las interacciones con él y que tu te comportas como un criminal.

Puedes hablar con tu vecino de tres maneras: le puedes hablar por teléfono, puedes ir a su casa, o si vive muy cerca puedes gritarle (amablemente) por sobre la cerca desde tu ventana.

Ir a la casa del vecino te puede causar problemas con la policía. Llamarlo por teléfono es lo menos arriesgado y gritarle mientras estás en tu propia casa está en el medio de las otras dos.

Expertos en materia legal me han comentado que si te la pasas llamando al vecino por mucho tiempo puede que te arresten (cualquiera de las formas que uses). Por otro lado otros expertos me han asegurado que bajo tales circunstancias está entre tus derechos ir y hablar con el dueño del perro por tiempo indefinido, usando cualquiera de los métodos y puedes hacerlo sin tener miedo de ser arrestado.

Mi opinión personal es que mas que nada la reacción de las autoridades dependerá enteramente en que tan bien te presentes a ti mismo.

Se que muchos oficiales de la policía no pueden soportar quedarse ahí parados sin hacer nada mientras una persona victima de abuso es empujada hasta sus limites. Es un sentimiento que comparto, dado que las leyes no permiten a la policía proteger a las victimas, deben quitarse de nuestro camino y dejarnos tomar los pasos necesarios para terminar con el problema por nuestra propia iniciativa.

Mantén en mente que el oficial de policía que se presente a la queja de tu vecino es un individuo que puede tener muchos puntos de vista y puedes ser arrestado por cualquier cosa, incluso por algo que está en tu derecho. También recuerda que aunque el caso sea anulado puede que pierdas una fortuna en abogados y tu vida puede dar de vueltas. Mantente muy listo.

Si el dueño del perro llama a la policía tienes que ser muy cuidadoso en como te vas a presentar a los oficiales. Mantente en calma, tranquilo y cuando hables con ellos se respetuoso y amigable. Explícales lo que estas haciendo y porqué, señálales que la situación está totalmente en control del dueño del perro. Las visitas y llamadas se acabarían de inmediato si toma responsabilidad del perro sin entrenar que él metió al vecindario.

Es casi estándar que el dueño irresponsable va a tratar primero de provocarte para que hagas algo agresivo y cuando eso falle va a inventar cosas que hiciste esto, dijiste aquello etc. etc. Cuenta con que va a hacer esto y mantente en calma y cortés todo el tiempo.

Desde el primer momento en que te encuentres con el dueño del perro debes asumir que cada detalle de tu interacción con él va a salir a relucir con la policía y compórtate de acuerdo a eso. Jamás hagas nada de lo que no quieras que la policía se entere y jamás les mientas de algo que has hecho. Mentirle a la policía es una ofensa en muchos lugares y cada vez que te agarran en una de esas mentirillas tu credibilidad se va a la tubería y hace que la policía dude de todo lo que les has dicho.

Por apacible que sea tu comportamiento y tus palabras, si tu estrategia es llamar constantemente al dueño del perro, es casi seguro que el va a reportarle a la policía que tú eres una amenaza para su seguridad física. Si esto sucede diles a los oficiales que si el señor realmente pensara que tú eres una amenaza hubiese corregido el problema del perro inmediatamente en vez de obligarte a llamarlo una y otra vez. Y asegúrales que en el minuto en el que el tipo tome responsabilidad de su animal y esté bajo control, tú vas a regresar a tu casita y la comunicación con el dueño del perro terminara inmediatamente.

A pesar de todo puede que sea posible que el oficial de la policía te diga que la siguiente vez que llames o contactes al dueño del perro serás arrestado por acoso, entrada ilegal o cualquier otro delito que se le ocurra. Si eso pasa asegúrale al policía que realmente tú no tienes intenciones criminales, no eres una amenaza para la seguridad de tu vecino, su perro o su propiedad y que tienes razones por las cuales lo has estado contactando.

Es cierto, el dueño del perro te puso en una situación en la cual tu debes pedirle permiso antes de que puedas usar tu casa, estás simplemente haciendo lo que él te ha obligado a hacer, tú siempre le pides cortésmente que tome responsabilidad de su perro para que el ruido que está creando dentro de tu casa se termine. Por lo tanto asegúrale al oficial que tus interacciones con el vecino no son en absolutos con intenciones criminales. Recuérdales a los oficiales que las órdenes de restricción se hicieron para resolver este tipo de situaciones.

Coméntale al oficial que quizás una demanda en corte cívica es más apropiada para resolver el problema, pregúntale si en vez de arrestarte puede dejar que el vecino haga todo por medio legal y bloquearte contacto. Si el oficial se niega a ayudarte de buena manera pídele hablar con su supervisor y hazle la misma petición, si eso no funciona acércate al jefe de la policía o Gobernación.

Si tienes que constantemente negociar con un vecino cuyo perro se la pasa ladrando y crees que podrías meterte en problemas si continúas necesitas ir al siguiente link y aprender sobre materia legal: Resolver el problema por medios legales. Si temes que el problema se puede salir de tu control por favor examina detenidamente tu situación y considera no usar la información que te proveemos aquí. Al forzar a tu vecino a aquietar a su perro u obligarlo a demandarte puede hacer que se te voltee todo el asunto. Aprende muy bien las reglas del lugar donde vives. Considera incluso demandarlo o ir con la policía tú primero.

En cualquier casi, si tu vecino te demanda y eres arrestado la policía va a optar por decirle al dueño del perro que debe levantar una orden contra ti. Esto ocurre porque la policía no quiere lidiar con perros ruidosos, también los salarios de la fuerza policial están tan mal que cada departamento tiene un número determinado de gente que puede arrestar y procesar en las cortes por crímenes menores, como por ejemplo preguntarle amablemente al vecino si te puede dar permiso de usar el interior de tu propia casa.

Otra cosa importante que debes mantener en mente: Si de verdad te arrestan y te quieren mandar a la cárcel tienes derecho a solicitar una revisión de tu caso, lo más seguro es que tu abogado tenga en cuenta esto, la verdad es muy difícil que te metan a la cárcel por algo tan insignificante.

En algunos países es posible que el dueño del perro te arreste él mismo, es extremadamente difícil que pueda hacer un caso completo al grado de convencer a la policía de ponerte en custodia. Si el tipo o la tipa tienen sentido común no van a intentarlo, porque jamás van a encontrarte culpable por un cargo tan insignificante y sin pruebas. Legalmente hablando quedaría en desventaja y podrías demandarlo.


Ir a la sección Siete del artículo

Ir al índice del artículo


Esta página es parte de la sección El Perro Del Vecino del sitio perrosladran.net