PerrosLadran.net

Esta página es parte de la sección Daños del sitio perrosladran.net


Ir al índice de este artículo

Regresar a la sección tres del artículo


Sección Cuatro de cuatro:
Porqué ser expuesto a Ladridos Crónicos es tan molesto


Sueño en el reino del vecino irresponsable

Estar cerca de un perro que ladra sin control pone tu vida de cabeza, especialmente cuando se trata de dormir. Para la mayor parte de la gente dormir es lo mejor que les pasa en su día, pero cuando tu sueño depende de un perro que ladra, las noches se convierten en un infierno. En el terreno de un perro abusivo te vas a la cama estresado y te despiertas rendido.

Puedes pasar hasta ocho horas en cama pero solo conseguirás dormir tres, vas a pasártela tirado la mayor parte de la noche mirando el reloj, observando como la vida pasa frente a tus ojos, esperando que el perro se quede callado.

Si el perro ladra tres veces te despertarás tres veces. Si la ladra diez te despertarás diez, si ladra continuamente no vas a conciliar el sueño en absoluto. Desperdiciarás horas en un solo día tratando de tomar siestas, las personas que pierden horas de sueño saben que no es la cosa más divertida del mundo. No te diviertes, no duermes, no terminas tus trabajos, no te relajas, no aprendes nada. Es tiempo que se te ha robado y que no podrás recuperar.

Es una locura cuando consideras que el dueño de ese perro podría entrenarlo en noventa minutos de esfuerzo, lo cual es una fracción de la cantidad de sueno que pierdes en una sola noche.

Si tienes un niño chiquito

Si tienes un niño chiquito que se despierta fácilmente y es difícil hacerlo dormir, y además tu vecino tiene un perro que ladra sin parar -- bueno, de plano suicídate, pobre de ti.

Trabajo y el can ruidoso

La tecnología avanza y las computadoras mejoran, es definitivo que la ciencia esta llevando a la gente a trabajar en casa. Cada año hay mas gente trabajando así, todo lo que necesitas es un teléfono, una computadora y un lugar silencioso para trabajar.

Cuando trabajas en una casa silenciosa tus pensamientos son profundos y tu concentración es sostenida. Es importante también planear tus actividades para trabajar de forma más eficiente. Sin embargo dile adiós a tu rutina el día que tu vecino decida que no tiene dinero para comprarle a su perro un collar electrónico o que está demasiado ocupado para entrenar a su amigo.

Es imposible arreglártelas para trabajar alrededor de un perro ruidoso, es tan imposible como tratar de descansar entre cada episodio de ladridos. Es imposible hacer una rutina, cuando estás trabajando y el perro ladra tomas un descanso, si ladra todo el día no trabajas nada y no haces dinero.

Relajación en la zona del ruido

No hay modo de relajarse en la zona del ruido.

Relaciones sexuales en los dominios de un perro aullador

No existente, a menos que te den ganas de hacer el amor en una perrera.

Enfermos en el área de un súper ladrador

Para la mayoría de las enfermedades la clave para recuperarse son descanso, relajación y sueño, las cuales son imposibles con un perro ruidoso en las proximidades. Para mucha gente su recuperación depende enteramente del perro del vecino.

El ruido de los ladridos puede realmente llegar a enfermarte, eso es algo que las autoridades necesitan tener en mente mientras que la población cambia, los costos de hospitalización se elevan, hay más gente enferma, más ancianos yaciendo en sus camas, demasiado enfermos para organizar al vecindario para iniciar una acción legal en contra del dueño de un perro.

La capacidad de adaptación

La adaptabilidad de una persona puede ser definida como su potencial para recuperar el equilibrio después de ser expuesta a una situación estresante. Entre más moldeable o adaptable seas te va a resultar más fácil ganar compostura después de que algo salga mal. Todos tenemos capacidad para adaptarnos a eventos estresantes con ecuanimidad pero nuestra capacidad para adaptarnos tiene sus límites. Cada cosa negativa que te lleva al suelo te hace menos resistente al estrés y te hace menos adaptable. Veamos este fenómeno en términos de la vida real y relacionados con situaciones de ladridos crónicos.

Si una persona es grosera contigo, ¿te molesta?, bueno, depende, si todo va bien y no tienes ningún problema anterior a ese, probablemente te será muy fácil mantenerte equilibrado cuando alguien te provoca. Por otro lado si alguien es grosero y no has dormido lo suficiente es probable que te enojes. Si aparte de sueno tienes hambre vas a explotar. Si tus zapatos te están lastimando los pies, el cuarto es ruidoso y hace demasiado calor, tienes sueño y hambre o tienes algún tipo de dolor, la cosa se pone aun peor y vas a entrar en un desequilibrio total si algo sale mal.

Lo que quiero decir es que algo que te lastima te hace estresarte, te distrae, te inhabilita para funcionar y te quita posibilidades de mantenerte tranquilo en las situaciones estresantes de la vida diaria. Tu capacidad de adaptación disminuye considerablemente en presencia de detalles negativos que te ocurren, no puedes luchar porque estás vencido antes de iniciar la batalla.

Cualquier déficit que tengas, en combinación con eventos estresantes van a impactar tu potencial de mantener la ecuanimidad mientras luchas con los problemas y desafíos de la vida diaria.

Quizás sufres dolor crónico, depresión, ansiedad o cualquier tipo de condición. Habrás notado que tu problema fluctúa, a veces mejora a veces empeora. Si observas cuidadosamente te darás cuenta que tus síntomas mejoran o empeoran dependiendo de tu nivel de adaptación.

Dado que tu ecuanimidad es un reflejo de tu capacidad de adaptación puedes minimizar tus síntomas y maximizar tu nivel de funcionamiento al mantener esta capacidad en niveles tan altos como te sea posible. La mejor forma de hacerlo es asegurarte de descansar bien. También remueve de tu ambiente detalles estresantes que disminuyan tu potencial para adaptarte.

Ser expuesto a ladridos excesivos disminuye tu capacidad de adaptación al interferir con tu sueño, descanso, relajación, y al mismo tiempo te estresa. Cualquier ola se va a convertir en un maremoto dado que estás predispuesto a reaccionar así. Cualquier persona que haya sido expuesta a un can molesto puede decirte que no hay situación mala que no pueda empeorar en presencia de un perro así. De hecho cualquier evento se convertirá en una experiencia traumática cuando se experimenta en las cercanías de un ladrador crónico, y así mismo cualquier evento que se deba disfrutar plenamente se disfrutará menos.


Ir al índice de este artículo


Esta página es parte de la sección Daños del sitio perrosladran.net