PerrosLadran.net

Esta página es parte de la sección Daños del sitio perrosladran.net


Ir al índice de este artículo

Regresar a la sección uno del articulo


Sección Dos de cuatro:
Porqué ser expuesto a Ladridos Crónicos es tan molesto


Sombras y facilitación acústica

Como ya comentamos, los ladridos crean ondas de sonido que causan tensión y molestias a nuestro Sistema Nervioso Autónomo y nuestro sistema endocrino. Pero solamente sufres la cantidad de ondas de sonido que llegan a donde estás y el sonido puede ser bloqueado o redirigido.

Los edificios, árboles y otros detalles geográficos puede bloquear las ondas de sonido en la misma manera que un objeto puede bloquear la luz del sol y crear sombras. De esta forma también una barrera física puede prevenir que el sonido de un perro llegue hasta donde estás. Por otro lado la inclinación del terreno puede canalizar los sonidos permitiéndoles viajar grandes distancias. Eso significa que terrenos con cierta inclinación como en montañas, montes o laderas facilitaran el viaje de las ondas de sonido, algo parecido a un río o agua canalizada de un lugar a otro.

Por eso es que en tiempo de guerra la gente que está cerca a la batalla reporta que no pueden oír los sonidos, mientras que gente mucho más lejos comenta que la escuchan claramente.

Lo mismo pasa con los perros ruidosos. Por esto es que la gente que vive a dos puertas puede no saber que el perro ladra mientras que una familia tratando de descansar en su sala a dos calles se vuelven locos por el ruido.

Mentiras

  • Henry Kissinger es tan atractivo como Paris Hilton.
  • Puedo pasármela igual de bien ya sea encuerado en la Antártica o en un jacuzzi con las porristas de los Lakers tomándome una Margarita.
  • No hay mucha diferencia entre vivir en una casa tranquila o una casa ruidosa repleta de los aullidos del perro del vecino.

La naturaleza del Ruido

Cuando el Gobierno Federal intentó empujar a la secta Branch Davidians a su límite los bombardearon con sonidos, incluyendo el sonido de animales en peligro. Cuando la milicia de Estados Unidos quiso sacar a Manuel Noriega de su santuario en Panamá usaron la misma estrategia, porque saben que ese sonido crónico es tan intolerable e irritante que la gente se vuelve loca.

Los dueños de perros que ladran en exceso a menudo te van a decir que el hecho de que el sonido te molesta es porque tienes un problema psicológico muy preocupante , pero nada más lejos de la realidad. Es normal y natural que la gente se irrite y moleste cuando es expuesto a sonidos, especialmente a sonidos altos, cortos y sorpresivos.

Cuando piensas en las variedades de sufrimiento que la gente padece en prisión es increíble que lo que los hace más miserables es la exposición a altos niveles de ruido. El ruido es muy malo para la gente.

Una casa ruidosa es aun mas desesperante que el ruido en si mismo, la razón es que se supone que tu casa es tu refugio, donde vas a descansar, la guarida donde te escapas del mundo exterior. ¿Si no puedes encontrar refugio en tu propia casa, a dónde se supone que debes ir?

Un sonido no natural

Los lobos, de quienes los perros descendieron, no ladran de forma tan continua explosiva y sin descanso que tenemos que soportar en los perros modernos. En el libro Dogwatching (Crown Publishers), Desmond Morris describe el ladrido del lobo como "modesto y breve". Dice que "Los ladridos del Lobo no son escandalosos puesto que son más bien monosílabos, la mejor forma de describirlo es como un sonido "wuff" staccato, se repite por cierto numero de veces pero nunca se desarrolla en una máquina de ruido que es tan típica de su descendiente domestico". En otras palabras, los perros ladran más fuertes, por más tiempo, con mucha más frecuencia y más golpeado que el animal del que son parientes.

El ladrido persistente y explosivo del perro moderno no es una abominación de la naturaleza, es una abominación del hombre. Por alguna razón alguno de nuestros ancestros pensó a más ladridos más protección. Así que por milenios se han seleccionado las cruzas de perros para crear las dimensiones de ladridos excesivos de nuestra sociedad moderna. Puedes ver que el ladrido que escuchamos ahora no es un sonido natural. Como dice Morris, la voz del perro moderno es el resultado de "diez mil años de cruzas seleccionadas" para producir al "súper ladrador" que tenemos ahora.

La naturaleza humana

Piensa en un cuarto lleno de gente que pueden ser dominadas emocionalmente. Si una persona carismática, que siempre sabe que decir, con gran sentido del humor y personalidad entra en el cuarto va a lograr, él solo, poner a todo mundo de buen humor. Por otro lado si una persona enojada, desesperada, o una pareja peleando entran van a lograr poner a todo mundo de mal humor o deprimido. Esa es la naturaleza de la gente, somos animales sociables. Lo normal es que la gente sana tiene una tendencia fuerte a absorber el humor de aquellos alrededor de ellos.

Ahora piensa en el mensaje que el perro te envía cuando ladra. Está ladrando porque está enojado y amenaza con lastimar al que pase, o ladra porque está solo y desesperado, o ladra porque algo está mal y quiere avisar. La función de esos sonidos es agitar al escucha y forzarlo a prestar atención, es muy difícil concentrarte en algo más.

Claro que también está el sonido de un perro feliz cuando juega, pero cuando el perro de tu vecino ladra todo el día no es ese el tipo de ladrido que escuchas. El ladrido que escuchas es un ladrido de amargura, enojo, soledad y desesperación, como es naturaleza humana absorber los sentimientos de otros, sin darte cuenta eres arrastrado dentro del caos emocional del perro.

No es de extrañarse porque la mayor parte de la gente encuentra muy desagradable ser forzado a escuchar a un perro que ladra. Estoy seguro de que es aun peor para aquellos que son sensibles a la desesperación que obliga a los perros a convertirse en ladradores crónicos.


GIr a la sección tres de este articulo

Ir al índice del articulo


Esta página es parte de la sección Daños del sitio perrosladran.net