PerrosLadran.net

Esta página es parte de la sección Tu Perro del sitio perrosladran.net


Ir al índice de este artículo

Regresar a la sección 8 del artículo


Sección 9 de 12:
Examinación detallada del proceso de entrenamiento antiladridos para tu perro


Castigando a través de la gente y los lugares. Técnicas para realzar el efecto del castigo

Un castigo tiene más influencia, es más rápido y más efectivo si es aplicado en varias formas por diferentes personas. Selecciona la técnica con la que estás mas a gusto y alterna su uso. Haz que los miembros de tu familia tomen turnos para dispensar el castigo. Eso hará que el perro llegue a la conclusión de que en tu casa la ley es no ladrar y toda la manada esta de acuerdo en ello.

Otra excelente estrategia es castigar el ladrido en diferentes lugares. Pon al perro en el patio del frente de tu casa y castígalo cuando ladre para que entienda que no se debe ladrar en esa parte de la casa. Después ponlo en el patio de atrás y haz lo mismo. Llévalo en un paseo del auto y enséñalo que tampoco se debe ladrar en el auto. Si puedes llévalo a la casa de algún amigo o familiar, muéstrale que las mismas reglas se aplican allí. Si haces esto tendrás un perro bien educado que conoce perfectamente las reglas que debe observar mientras vive con humanos.

Si la montaña no viene a Mahoma, Mahoma va a la montaña

Los perros como los humanos buscan asociar lo que hacen con lo que les pasa. Casi podríamos definir la inteligencia como la capacidad de asociar correctamente un evento con otro. Si tu perro se porta mal (por ejemplo ladra mucho) y algún evento desagradable ocurre inmediatamente después de ese mal comportamiento, llegará a relacionar los dos eventos en algún momento: "Si quiero que el líder me regañe entonces debo hacer esto, pero si no quiero que pase de nuevo debo dejar de hacer lo que acabo de hacer."

Los perros tienden a pensar que lo que le pasa es consecuencia de lo que acaban de hacer. Imagina esto: El perro ladra, tú sales y lo llamas. El perro viene hacia ti y tú le pegas. Tu perro piensa que acaba de ser castigado porque se acercó a ti, sin embargo según tú lo castigaste porque ladró. Creo que no necesito decirlo de nuevo pero lo haré: ve a donde el perro esté, no lo llames. Ponte abusado: desde el momento en el que el perro ladra hasta el momento en el que le dispensas el castigo no debes pronunciar ninguna orden, no debes pedirle que haga un truco o platicar con él, no le digas nada excepto: "NO".

Castiga inmediatamente

Cuando castigues a tu perro quieres asegurarte de que entienda porqué le diste el golpecito (o cualquiera que sea la técnica que decidiste usar). Para que tu perro logre entender esto necesitas ir inmediatamente a donde esté, en cuanto se comporte mal. Si pudieras llegar a la escena mientras el comportamiento está tomando lugar eso sería mucho mejor. Tus posibilidades de que el perro entienda se incrementan dependiendo de la rapidez con que le dispenses el castigo, entre más pronto, durante o después del comportamiento, mucho mejor.

Si te tardas demasiado para llegar es posible que el perro haga alguna otra cosa y relacione el castigo con eso que acaba de hacer. También corres el riesgo de que tu perro reciba el "premio" que recibe por ladrar. Por ejemplo: alguien podría llamar al perro, cruzar la calle para ver que le pasa, etc., esto es algo que definitivamente quieres evitar puesto que su mal comportamiento está siendo premiado. Es más difícil tratar de corregir un comportamiento que está siendo constantemente premiado. Por eso, llega inmediatamente, y asegúrate de que algo desagradable pase antes de que algo agradable tenga la posibilidad de ocurrir.

Tienes un lapso de más o menos 20 segundos para llegar a castigar. Si tu tiempo pasa es mejor que ignores todo el asunto y esperes tu siguiente oportunidad o corres el riesgo de que tu perro no logre entender la relación entre tu desaprobación y su comportamiento. No tiene caso que salgas 2 minutos después, tu perro no va a tener ni idea de porque lo castigaste. De hecho si lo castigas demasiado tarde vas a perder credibilidad con tu perro por castigar sin razón. Hazlo entender que tu desaprobación no es "nomás porque sí" sino una consecuencia directa por algo que hizo.

Es importante que arregles tus situaciones personales de tal forma que mientras entrenas a tu perro estés lo suficientemente cerca para oír los ladridos y salir corriendo a corregir.

Castiga consistentemente

Castiga "consistentemente" no significa que castigues al perro todo el tiempo sin importar lo que haga. Me refiero a que dispenses castigo siempre que tu perro realice el comportamiento que decidiste corregirle. Por ejemplo, si ladra por todo: corrígelo cada vez que ladre, sin excepciones.

No me canso de repetirlo: Si tu objetivo es hacer que tu perro no ladre tienes que ir y hacerle algo que no le guste inmediatamente después de que ladre o mientras esta ladrando. Sin excepciones. Si haces esto cada vez que ladre en unos cuantos días vas a tener un perro bien portado.

El error más común de la gente es que fallan en castigar consistentemente. Si castigas cada episodio de ladridos, tu perro va a aprender rápido, si algunas veces ignoras los ladridos y otras veces los castigas te aseguro que va a pasar un largo, largísimo tiempo para que tu perro reciba el mensaje.

Menos de 91 minutos de esfuerzo

OK, seguramente te estas preguntando: ¿cuánto tiempo me va a tomar entrenar a mi perro? Seamos realistas, si cada vez que tu perro tiene un acceso de ladridos (o cualquiera que sea su mal comportamiento) tú sales y haces las cosas exactamente como te explico, vas a tener que castigarlo 91 veces para que reciba el mensaje. De hecho muchos perros dejan de ladrar cerca del castigo número 20.

Aunque tengas un perro que es tan terco como una mula y tan burro como un burro vas a lograr entrenarlo en 91 minutos de esfuerzo, siempre y cuando realices todo como ha sido explicado.

Cuando un perro ladra no debe tomarte más de un minuto salir de tu casa, castigar y regresar a continuar tus actividades. Eso significa que vas a tener que realizar esta operación 91 veces para que tu perro entienda el mensaje. Es poco tiempo comparado con los años de sufrimiento que tu vecino experimentará si tu decides que tu propio perro no es tu responsabilidad.


Ir a la Sección 10 de este artículo

Ir al índice de este artículo


Esta página es parte de la sección Tu Perro del sitio perrosladran.net