PerrosLadran.net

Esta página es parte de la sección Tu Perro del sitio perrosladran.net


Ir al índice de este artículo

Regresar a la sección 7 del artículo


Sección 8 de 12:
Examinación detallada del proceso de entrenamiento antiladridos para tu perro


Tips para dominar a tu mascota

Los perros solamente entienden unas cuantas palabras del lenguaje humano, pero comprenden perfectamente bien el lenguaje corporal. Por esto es que debes corregirlo usando el lenguaje corporal que un perro dominante usaría.

Cuando el perro ladre ve hacia él. No lo llames para que venga hacia ti. Arremete contra él con tus hombros por delante y tus ojos fijos en los de él. Utiliza tu lenguaje corporal para indicarle que estas preparado para usar fuerza física. La regla es: entre más intimidante sean tus movimientos durante la embestida, menos fuerza vas a tener que usar cuando llegues a donde tu perro está. Así que has uso de tus dotes de actor o actriz, toma el papel de un perro dominante y feroz, exagera todo lo que puedas tu actuación.

Justo un instante antes de llegar al perro di: "NO" y dale un golpecito en la nariz. El golpe debe ser administrado con dos dedos, levemente. La mejor forma de calibrar la fuerza de tu golpe es practicando en tu misma cara. Te vas a dar cuenta de cuan desagradable es. Un golpe en la nariz puede que sea un castigo ligero pero es muy efectivo, especialmente si es usado con una embestida agresiva, un lenguaje corporal intimidante y un "NO" en tono de desaprobación.

No golpees a tu perro con demasiada fuerza en ninguna parte de su cuerpo, especialmente en la nariz o en su cabeza, le puedes causar un severo daño cerebral que puede no ser aparente de inmediato pero será muy obvio en el futuro. Los cachorros son extremadamente vulnerables, así que ten mucho cuidado. Siempre recuerda que tu meta es asegurarte de que tu perro asocie los ladridos con consecuencias desagradables, por esto es que solo es necesario que el castigo sea desagradable. No hay necesidad de ser brutal. Jamás golpees al perro para causarle dolor o dañarlo físicamente.

La reacción de tu perro va a ser la mejor forma de medir si tu castigo está funcionando o no. Algunos perros, por ejemplo los Collies (¿recuerdas a Lassie?) son tan sensibles que golpearlos, gritarles o embestirlos puede ser demasiado traumático para ellos y puedes dañar tu relación con tu perro si tu actuación es demasiado dramática o repetitiva. Esta raza responde a castigos muy ligeros como por ejemplo un simple "no", una mirada de desaprobación etc. Si ese es el caso de tu perro te felicito, tienes una gran ventaja. Es mucho mejor que los castigos sean ligeros y obtener buenos resultados, pero deja que la reacción de tu perro sea tu guía:

Después de que arremetes contra tu perro, dices "No" y le das un golpecito, observa lo que hace. Si se ve totalmente aterrorizado por lo que le hiciste necesitas cambiar tu castigo a uno más ligero. Si se ve desconcertado vas por buen camino. Pero si bosteza o se ve como si no le importara necesitas subir la intensidad de tu castigo.

Si tu perro no se impresiona con tu intervención tienes 4 opciones para incrementar la intensidad del castigo. La primera que de debes intentar es usar un lenguaje corporal mas intenso, dramático y agresivo. Ponle furia a tus ojos mientras arremetes hacia el perro. Muévete como alguien que está atacando y levanta tu mano como si le fueras a propinar un golpe fuerte. También intenta decir "No" con ira. Todo esto puede hacer que el golpecito de la nariz tenga mucho mas efecto, también puedes alternar el golpecito con otra consecuencia que tu sepas que tu perro va a aborrecer. (No olvides que jamás debes lastimar a tu perro).

Observa al perro cuando sabe que va a ser castigado. Por ejemplo: cuando ladra mira hacia donde estás porque sabe que lo vas a castigar y ¿qué hace? Si el entrenamiento te esta dando resultados el perro va a tener cara de culpable, va a estar un poco nervioso porque sabe que algo desagradable está por ocurrir. Va a ser muy obvio, su lenguaje corporal te va a decir: " Ay no, desearía que esto no estuviera pasándome". Sin embargo el perro no debe estar totalmente aterrorizado. Recuerda que la meta es que el castigo sea intenso para que el perro no se porte mal de nuevo, no estas tratando de medio matarlo del miedo o lastimarlo. Por otra parte, si tu perro no esta desconcertado en absoluto cuando sabe que va a ser castigado significa que no lo estas impresionando.

Necesita encontrar rápidamente el nivel de castigo que funciona. Las investigaciones en esta materia han mostrado que si empiezas por aplicar un castigo ligero y lentamente incrementas la intensidad, le das al perro la oportunidad de acostumbrarse. El resultado de esto es que al final vas a tener que aplicar un castigo muy severo para corregir a un perro que se acostumbró a ser castigado, Esto es contraproducente, es mucho mejor encontrar desde el principio la intensidad adecuada para el castigo.

Por supuesto que al final sabrás que tu técnica de entrenamiento funciona porque tu perro deja de comportarse mal, si encontraste un buen castigo y lo has aplicado por un tiempo apropiadamente tu perro va a responder.

No te conviertas en comida para perros

Piénsalo dos veces antes de aplicar la "arremetida agresiva" con un perro que no conoces. Si estás tratando de entrenar a un perro agresivo que se ve a sí mismo como el jefe, te vas a dar cuenta de que él también se conoce el jueguito e intentará hacer ese tipo de intervención contigo. En pocas palabras te va a masticar y escupir como pepa de calabaza.

Así también considera no hacer este tipo de entrenamiento con perros que han sido victimas de abuso, tienen fama ser mordelones o se comportan de forma agresiva con la gente. La mayor parte de las veces la arremetida es una muy buena intervención, incluso en estos casos, pero necesitas estar seguro de poder predecir la reacción del perro. Consulta con un entrenador profesional antes de intentar este tipo de acercamiento.


Ir a la Sección 9 de este artículo

Ir al índice de este artículo


Esta página es parte de la sección Tu Perro del sitio perrosladran.net