PerrosLadran.net

Esta página es parte de la sección La Ley del sitio perrosladran.net


Cómo probar tu caso en corte

Introducción

En casos sobre perros que ladran, el desacuerdo que muy a menudo se tiene es si el perro ofensor está en realidad ladrando o no, el vecino diciendo que sí, que el perro ladra y el dueño diciendo que no. Por esa razón en cada jurisdicción debería colocarse en red un Monitor de ruido, para que así rápidamente se pueda decidir las dimensiones del problema canino (o cualquier otro tipo de problemas de ruido), que son reportadas a las autoridades.

Sin embargo, lejos de darle a las victimas del ruido una forma fácil de comprobar la extensión de abuso a las que son sometidas, muchas ciudades obstruyen los esfuerzos de los quejosos escribiendo leyes que requieren tan alto nivel de corroboración que se hace imposible probar el caso en corte. (vea Leyes antiladridos más comunes).

Desafortunadamente, en corte, compruébamelo es el nombre del juego, porque el juez no va a ordenarle a tu vecino callar a su perro hasta que primero compruebes que el perro está ladrando.

Esta sección fue creada para proveerte con información y herramientas para incrementar tus oportunidades de probar tu caso en la corte.

Recopilación de pruebas

Hay varias formas de establecer pruebas, a la satisfacción del juez, de que el perro está ladrando interrumpidamente.

  • Grabaciones de Audio
  • Grabaciones de Video
  • Testimonios de Testigos
  • Recopilación de datos en lápiz y papel

Documentando la frecuencia de los ladridos por medio de grabaciones de audio

Una vez oí a alguien describir un incidente en el que un hombre con un sistema de sonido de la mejor calidad estaba plagado con los ladridos del perro del vecino quien ladraba todo el santo día mientras el dueño andaba en su trabajo. El dueño del perro se negaba a creer que su perro ladraba sin interrupciones como el vecino le decía, así que el vecino grabó al perro infractor durante el día. Esa tarde puso las bocinas tamaño mamut de su estéreo en el porche y tocó la cinta del perro del vecino a un volumen realista, parecido al que el perro usaba. Dejó que sonara hasta que el dueño del perro, pensando que estaba escuchando al perro de alguien más vino a quejarse de los sonidos intolerables.

Es una gran historia, y real según me han contado, en cualquier caso el vecino molesto que hizo la grabación era un ingeniero en grabaciones muy experimentado, con el equipo adecuado. Es triste decir que cuando grabes al perro de tu vecino con tu grabadora casera, los ladridos que suenan tan altos en tu casa, en la grabación sonaran como pequeños, muy bajos sonidos en la distancia.

Te ganaras más fácilmente la simpatía del juez entre mejor sea la grabación que captures, una que muestre lo que se siente vivir cerca de un perro así. Por lo tanto puede que sea importante contactar a una tienda de aparatos electrónicos y preguntarles como puedes hacer una grabación del perro del vecino, de alta calidad al mas bajo costo.

Documentando la frecuencia de los ladridos por medio de una cámara de video

Las grabaciones de video son otra forma de llevar al juez a tu propiedad para que pueda experimentar por sí mismo lo que se siente vivir cerca del perro del vecino.

Legalmente hablando no hay problema si quieres grabar al perro de tu vecino, con la condición de que no traspases su propiedad y filmes solamente lo que esté a la vista del público, o lo que esté a simple vista desde tu propiedad.

Ajusta la cámara para que la fecha y la hora aparezcan en la cinta.

Cómo presentar el testimonio de un testigo

Después de los videos, el testimonio de alguien puede ser la forma más efectiva de probar un caso en corte. En la mayoría de los lugares las cortes judiciales te pedirán presentar testigos del comportamiento del perro, en adición a cualquier evidencia que puedas ofrecer.

Cualquier testigo es mejor que ninguno, así que el testimonio de tu familia o amigos puede ayudar. Sin embargo por credibilidad es mejor si puedes hacer que uno de tus vecinos testifique en la corte. Desafortunadamente muchos de los quejosos descubren que los otros vecinos, no quieren tener absolutamente nada que ver con ningún tipo de problema legal que se relacione con un perro ruidoso.

Por lo tanto si no puedes hacer que tus vecinos cooperen contrata a alguna persona importante de la comunidad donde vivas para que venga a tu casa a servir de testigo de la situación y para que testifique en corte lo que ha observado. Entre otros puede ser un policía retirado o en su descanso, un bombero, un notario público, o un respetado miembro de la iglesia.

Probando tu caso con datos en papel y lápiz

Con papel y lápiz divide el espacio que representa tiempo, usualmente intervalos de uno a cinco minutos. Después por cada intervalo simplemente pones una marca en el papel para representar las veces que el perro ha ladrado durante ese periodo de tiempo.

Una vez que has recolectado la información en papel, el juez puede saber de inmediato cuántas veces ha ladrado el perro, aproximadamente cuántas veces se ha quedado callado entre ladridos y la hora del día o de la noche en que el ladrido dió lugar.

La recopilación de datos en papel es especialmente poderosa si te sientas con tu testigo y recopilas la información con él. De esa forma cuando el proceso esté completo, tu testigo estará en posición de dar su testimonio con certeza, exactamente cuánto ruido escuchó y la información será entregada en una forma que el juez la pueda comprender fácilmente.

Este sitio te ofrece dos formatos que puedes imprimir y usar para apuntar tus datos: las formas de una y ocho horas.

Formato de recopilación de datos: intervalo de una hora
El formato de una hora está dividido en segmentos de un minuto. Es el más pertinente cuando estás lidiando con ladridos extremos y excesivos. Esta es el formato que puedes usar si el lugar en donde vives tiene leyes de disrupción de la tranquilidad en las cuales el perro solo puede ladrar por determinados minutos continuos.


Formato de recopilación de datos: intervalo de ocho horas
El formato de ocho horas está dividido en segmentos de 5 minutos. Te dará la oportunidad de crear un record en papel de los ladridos del perro durante un periodo de ocho horas. Puedes, por ejemplo, usarlo para convencer al juez de la frecuencia con que tu sueno es interrumpido durante el curso de la noche.


Esta página es parte de la sección La Ley del sitio perrosladran.net